miércoles, 4 de noviembre de 2015

Torrijas

Muchos estaréis pensando que igual se me ha ido la cabeza porque hace bastantes meses que terminó la Semana Santa y faltan casi los mismos para la siguiente y hoy aparezco publicando ¡la receta de las torrijas! 
Sin embargo yo os pregunto ¿cuando algo está bueno y además es sencillo y económico de prepararar por qué limitar su consumo a solamente un puñado de días o de semanas a lo sumo al año? Seguro que muchos me dais la razón.

Encima tengo un motivo de peso para presentarme con esta receta ya hoy que se celebra el III día del dulce typical spanish y no podía dejar de unime a esta iniciativa en la que ya participé el año pasado con la receta del dulce de membrillo y tan buena experiencia supuso para mí.

http://lacocinats.blogspot.com/2015/11/recopilatorio-diadeldulcets.html
Para este año no tenía tan claro con qué receta iba a participar ya que en los últimos meses fui publicando bastantes dulces tradicionales que tienen un significado especial para mí como los pestiños de la abuela, los roscos fritos de mi madre o las tortas de aceite que merendaba cuando era pequeña. 

Sin embargo el otro día me llegó la inspiración mientras esperaba en la panadería cuando una mujer pidió un paquete de pan para torrijas y le vendieron un paquete muy similar al de pan de molde. Los había visto por Semana Santa en los supermercados pero nunca me convencieron aunque esta vez le pregunté a la panadera y me dijo que la gente se lo llevaba mucho, que lo hacían ellos, y que salían unas torrijas bastante ricas. Ante mi reticencia me dijo que me iban a gustar, que me llevara el paquete y las hiciera en casa y que si no me gustaban me devolvía el dinero.

Ha sido la primera vez que lo he preparado con este pan "especial" y he de confesar que el resultado es bastante rico ¡prácticamente no he notado la diferencia con las que se hacen con pan del día anterior! 
Tengo la impresión de que no hace falta contar mucho sobre las torrijas ya que casi todos las hemos comido en algún momento de nuestra vida.

Decir torrija es hablar de tradición, de esas recetas típicas de las abuelas que se hacían en sartén con mucho mimo y mucho respeto para una época del año como la Semana Santa que entonces tenía tanto significado y estaba marcada de tradiciones gastronómicas muy estrictas así como de una serie de prohibiciones y costumbres algunas de las cuales incluso llegan a nuestros días aunque bastante matizadas.

Creo que no hay hogar español en el que cuando llega esa época del año no se preparen o al menos no se degusten (porque actualmente se venden en muchas pastelerías, panaderías e incluso grandes superficies) las torrijas aunque cada vez somos más los que las preparamos en cualquier momento del año porque recién hechas son un desayuno ideal acompañadas de un vaso de leche con cacao o un chocolate calentito para disfrutar de una mañada de domingo. Como merienda tampoco son nada desdeñables y alguna vez hasta se han convertido en cena, de esas que en teoría son una cena ligerita de un vaso de leche con alguna cosilla y acaba convirtiéndose en una cena de vaso de leche y tres torrijas (o más según el comensal pero ahí no vamos a entrar hoy)

Aunque en un principio puede parecer que preparar torrijas es un poco farragoso una vez metidos en faena es una tarea relativamente mecánica y hasta rápida además de ser una forma estupenda de dar salida a ese pan que se ha ido quedando atrás ¡que no se tire nada en nuestras casas! 
Desde aquí os invito a daros un homenaje un fin de semana cualquiera preparando unas ricas torrijas para desayunar ¡los de casa despertarán con su aroma y os harán la ola cuando descubran tan suculento banquete tan de buena mañana! 

Como buena receta tradicional en cada zona se preparan de un modo diferente aunque básicamente las hay de leche o de vino y el rebozado es con azúcar, con azúcar y canela o con miel. Yo os dejo la forma de prepararlas que he visto siempre en casa y que tanto nos gusta ¡espero que a vosotros también!


Ingredientes:

* Pan duro o un paquete de pan especial para torrijas (aunque mi experiencia con este último ha sido muy buena yo recomiendo el pan duro que así aprovechamos restos)
* Huevos
* Leche
* Aceite de oliva para freir las torrijas
* Azúcar blanca y canela molida para rebozar.


Elaboración:

1. Partimos nuestro pan duro en rebanadas gruesas de aproximadamente un par de centímetros. Si usamos pan especial para torrijas este paso nos lo ahorramos.

2. En un bol ponemos un par de huevos (si vamos a preparar muy poca cantidad de torrijas será suficiente con uno) y los batimos con un tenedor como si fuésemos a preparar una tortilla.

3. En otro bol ponemos leche en cantidad suficiente para empapar las rebanadas de pan.

Tanto el bol donde ponemos la leche como aquel en el que batimos en huevo tiene que ser suficientemente grande para que las rebanadas de pan quepan al menos de una en una aunque yo recomiendo que al menos quepan dos para ir agilizando el trabajo. 

4. En una sartén amplia ponemos una cantidad generosa de aceite de oliva virgen extra para freir las torrijas  y ponemos la sartén a fuego medio para que el aceite se vaya tostando y adquiera buena temperatura para freir.

5. Cubrimos una bandeja con papel de cocina y en otro bol ponemos azúcar y canela y mezclamos bien (y al fin acabamos con todos los preparativos antes de ponernos a elaborar las torrijas)

6.  Para preparar las torrijas sumergimos cada rebanada de pan en la leche y la dejamos lo suficiente para que queda bien empapada pero que no se quede tan blanda que se deshaga en las manos. 

7. A continuación pasamos el pan empapado en leche por el huevo batido procurando que quede bien empapado de huevo por las dos caras.

8. Ponemos las rebanadas de pan en la sartén con el aceite caliente (si está frío se empaparán de aceite y si está hirviendo se quemarán rápidamente) y cuando estén doradas por uno de los lados le damos la vuelta y freímos por el otro.

9. Ponemos en la bandeja que teníamos con papel de cocina y dejamos escurrir el exceso de aceite que puedan tener.

10. Mientras estén tibias pasamos por la mezcla de azúcar y canela para que se impregnen bien de ella.

11. Repetimos los pasos hasta acabar con todas las rebanadas de pan.

La receta es sin medidas ya que la cantidad de huevos y leche dependerá de la cantidad de pan que tengamos. Mi consejo es no poner demasiada leche y cuando se nos agote ir poniendo más para evitar tener que tirar nada. Lo mismo para los huevos y la mezcla de azúcar y canela aunque esta última, si sobra, sí que se puede guardar en un tupper y utilizarse más adelante para otra receta.
Poco más me queda que contar de estas maravillas. Las que sobren se pueden conservar perfectamente en un tupper que tape bien en el frigorífico, aunque a medida que pasen los días el azúcar se irá derritiendo y soltarán un almíbar quedando un poco más secas en el interior. Pero tampoco es problema porque cuando se hacen desaparecen en un pispás ¡al menos en casa!

Os deseo muy feliz fin de semana y os invito a que visitéis el resto de recetas que han preparado mis compañeras de reto para este #diadeldulceTS (pinchando en este enlace o en el logo del evento que hay al principio de la entrada) y por supuesto espero que el próximo año os animéis a participar con nosotras que es bastante divertido y una manera estupenda de reivindicar nuestros dulces tradicionales tras el atracón de Halloween.

97 comentarios:

  1. la verdad es que esta receta la sabemos todas y como dices con un buen pan de leña me parecen mucho mejores, este año con eso de la dieta no he preparado, mi madre era experta y por aqui con una variacion siempre con miel, ya nos has abierto el apetito y eso que con el constipado no tengo mucha hambre, bessssssssss y a seguir con nuestras tradiciones

    ResponderEliminar
  2. Que ricas las torrijas. Y porque solo comerlas en semana santa,jajajja con lo ricas que estan. bsss

    ResponderEliminar
  3. ¡¡buenisimas!!.
    Yo las hago sea Semana Santa o cualquier día del año.

    ResponderEliminar
  4. Me vuelven loca y a cualquier hora !!!!
    Besotes.

    ResponderEliminar
  5. Me parecen una idea tan sencilla y de aprovechamiento que en casa caen en cualquier momento del año, porqué reservar lo bueno a fechas señaladas ?!
    Irresistibles y con mucha canela!!!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  6. Una receta estupenda, rica y muy económica!

    Muchísimas gracias por tan rica aportación al #DíadeldulceTs!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer ha sido mío y el próximo año repetiré seguro si puedo

      ¡Besos mil!

      Eliminar
  7. Pues eso digo yo, mira que suelo hacer comidas de temporada al igual que utilizo productos, pero en este caso concreto igual dá el momento, pan duro tenemos siempre y leche y huevos, entonces porqué no nos vamos a dar el capricho si nos apetece. Además es que están buenísimas. ¿A que las hago yo también? Se me acaban de apetecer de tanto hablar de ellas.
    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues hazlas también tú! Seguro que en casa lo agradecerán ¡si es que están de vicio!

      ¡Besos mil!

      Eliminar
  8. Y que ricas y tradicionales en toda España que son nuestras torrijas. Riquisimas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Hola preciosa!!
    Yo también creo que hablar de torrijas es hablar de tradición.. Es uno de los dulces tradicionales por excelencia. Se llame como se llame y sea de donde sea, por muchas variantes que tenga, siempre lo encontraremos en alguna casa...Aquí, en Asturias, los solemos llamar "borrachinos", y a mi abuela le quedan riquísimos, con leche o con vino..¡¡A mí me encantan!! ^^
    Un besazo gordote =)

    ResponderEliminar
  10. Ayy Cuca!! Yo creo que las torrijas son como los churros, para todo el año. Es verdad que son típicas de la Semana Santa, pero en casa de mi madre, cada vez que tiene pan de sobra y no lo quiere tirar, hace torrijas con él, y siempre nos apetece.
    Estupenda propuesta!!

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Desde luego una cosa tan rica no se puede hacer sólo en Semana Santa, unas torrijas bien hechas son el lujo de los lujos por su sencillez y su resultado. Me encantan.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Estoy de acuerdo contigo, además, ahora apetecen mucho más.

    ResponderEliminar
  13. Pues si Cuca, al ver torrijas he pensado: ¿no es este un postre de Semana Santa?, he ido leyendo y tienes toda la razón si es un dulce bueno porque esperar 365 días a volverlo a comer. Y ahora te voy a decir una cosa, no he probado en mi vida una torrija y es que en mi casa nunca las hicieron y como no era costumbre yo tampoco las he hecho, pero leyendo con atención tu receta me he dado cuenta de lo que nos estamos perdiendo, o sea que... Un besote

    ResponderEliminar
  14. Pues si Cuca, al ver torrijas he pensado: ¿no es este un postre de Semana Santa?, he ido leyendo y tienes toda la razón si es un dulce bueno porque esperar 365 días a volverlo a comer. Y ahora te voy a decir una cosa, no he probado en mi vida una torrija y es que en mi casa nunca las hicieron y como no era costumbre yo tampoco las he hecho, pero leyendo con atención tu receta me he dado cuenta de lo que nos estamos perdiendo, o sea que... Un besote

    ResponderEliminar
  15. Uyyy , si te cuento que hace unos días estaban reclamando que hace tiempo que no las hago, tú me has dado el incentivo que me faltaba, besitos

    ResponderEliminar
  16. Mucha razón tienes, cuando algo es bueno no se puede sólo hacer una vez al año, digo yo! Y las torrijas son de esas cosas que alegran la vida! Así que vamos a hacerlas más seguido. Un beso

    ResponderEliminar
  17. Cuca en mi casa mi madre las prepara durante todo el año, todos los domingos cuando vamos a comer nos sorprende con algún postre sin mirar cuando es típico comerlos,la verdad que resulta muy gracioso .
    Besos crisylaura.

    ResponderEliminar
  18. Qué rebuenas las torrijas y además con ingredientes que siempre tenemos a mano. En casa las hacemos muchas veces para merendar!! Feliz #DiadelDulceTs

    ResponderEliminar
  19. Que ricas, en mi casa como dejes a mi abuela en la cocina y le digas haz algo de merienda lo primero que hace es mirar si hay mucho pan y torrijas que te crio, ella lo de tirar la comida no...asi que siempre aprovecha el pan duro para hacerlas. Besos.

    ResponderEliminar
  20. Aun que sean típicas de S. Santa...se pueden comer a lo largo de todo el año!! con lo ricas que están, yo las comería todos los dias!! jajaja. Bs.

    ResponderEliminar
  21. Me encanta el pan como dulce :-)))
    Un saludito

    ResponderEliminar
  22. Yo también las suelo hacer fuera de temporada, qué ricas
    Me ha encantado el reto de este mes.
    besos,

    ResponderEliminar
  23. Me gustan más en esta época que en Semana Santa, buena idea para ir practicando! Jajajaj besos y cuídaros mucho

    ResponderEliminar
  24. Hola Cuca en primer lugar te dire que me encanta tu blog y que me quedo como seguidora y de las torrijas que te voy a decir , que me encantan.Bss

    ResponderEliminar
  25. Aparte de que están deliciosas, en mi familia solemos comer y estoy totalmente de acuerdo: cuando algo es sencillo de preparar y es riquísimo, se puede comer todo el año sin problema!!

    Un beso y que disfrutes de la tarde
    Le Style et Moi

    ResponderEliminar
  26. Menuda pinta mas buena!! Y con lo facilitas que son.

    Besos

    ResponderEliminar
  27. ¡¡Hola Cuca!! Hace años que mis torrijas son con este tipo de pan o incluso el pan de molde. Pero es que yo las hago a la plancha porque fritas me duele un poco el estómago (bueno, si me comiera una sola, creo que no me dolería, pero, ¡¡quién se puede limitar a una sola, ja, ja!!) Así que hace tiempo que las preparo con este pan, bato la leche (a veces tibia) y los huevos juntos, aromatizo con ralladura de naranja y vierto sobre las rebanadas de pan. Dejo reposar un poquito y a la plancha con un poquito de aceite y mantequilla. Las rebozo con el azúcar (a veces moreno) y la canela y el resultado es de 10 y nada pesado. Mi hermana ya no quiere las fritas, ahora siempre hace estas.
    De todas formas, la versión clásica, como la tuya, siempre superará a las nuevas variantes. Besitos y feliz finde para ti y para la pequeña Lara. Besitos.

    ResponderEliminar
  28. Las torrijas me encantan, siempre son un acierto, de buena gana me comía una ahora mismo. Besoss

    ResponderEliminar
  29. mmm.... que ricas Cuca ,no se por que solo las hago en semana santa por que en casa les gustan a todos ,te han quedado estupendas
    besitos

    ResponderEliminar
  30. Cuando una cosa nos gusta no entiendo que solo se pueda comer en una época, no es para comerlas todos los días, pero de vez en cuando un capricho así hay que dárselo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  31. No me puedo creer que me haya perdido dos recetas tuyas ¡como me vuela el tiempo! si parece que ayer anduve por aquí. En fin que como tiene solución ya las he visto. Me quedo ahora con tus torrijas. Es cierto que nos ceñimos a las fechas para las comidas y no deberíamos hacerlo. El otro día sin ir más lejos preparé un potaje de garbanzos con bacalao, que a mi marido le gusta mucho y hubo quien me preguntó que si no esperaba a Semana Santa, jajaja, ¡cómo si no pudiéramos comerlo en otras fechas! De hecho lo pongo con frecuencia.
    He probado el pan de torrijas y sí, salen bien y están muy ricas, pero como tú prefiero el pan de casa, pero el que tiene la miga prieta pues me retiene más la leche y el huevo y acaba compactada como una crema. Ha habido quienes me han preguntado qué cómo las rellené, jajaja ¡cosas de un pan apropiado! Muchos besos preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alicia recuerdo hace unos años (yo aún vivía con mis padres aunque estaría a punto de casarme) que mi madre le dio unas torrijas a la vecina y una de las hijas vino al día siguiente a preguntar cómo las habíamos rellenado y de qué. Y es que mi madre tiene unas manos para las torrijas que son un primor.

      A ver si la señora Carmen se anima y nos prepara una nueva receta para el blog que hace mucho que no asoma por aquí.

      ¡Besos mil!

      Eliminar
  32. No me puedo creer que me haya perdido dos recetas tuyas ¡como me vuela el tiempo! si parece que ayer anduve por aquí. En fin que como tiene solución ya las he visto. Me quedo ahora con tus torrijas. Es cierto que nos ceñimos a las fechas para las comidas y no deberíamos hacerlo. El otro día sin ir más lejos preparé un potaje de garbanzos con bacalao, que a mi marido le gusta mucho y hubo quien me preguntó que si no esperaba a Semana Santa, jajaja, ¡cómo si no pudiéramos comerlo en otras fechas! De hecho lo pongo con frecuencia.
    He probado el pan de torrijas y sí, salen bien y están muy ricas, pero como tú prefiero el pan de casa, pero el que tiene la miga prieta pues me retiene más la leche y el huevo y acaba compactada como una crema. Ha habido quienes me han preguntado qué cómo las rellené, jajaja ¡cosas de un pan apropiado! Muchos besos preciosa.

    ResponderEliminar
  33. Que ricas, yo antes las preparaba en cualquier época del año, no entiendo que sólo se vean en Semana Santa, con lo ricas que están!!
    besos

    ResponderEliminar
  34. EStas se comen sin sentir!!, las torrijas es el dulce preferido de mi hijo, que buen recopilatorio, menos mal que de ver no se engorda! un besote!

    ResponderEliminar
  35. Cuanta razón tienes Cuca, yo siempre he pensado que hay ciertos dulces (y no digo los navideños, que serían muy cansinos todo el año) tradicionales que deberíamos comer todo el año y no esperar a la época típica para comerlos y por supuesto uno de esos dulces son las torrijas, que me encantan y encima se hacen en nada de tiempo y con ingredientes muy básicos y no solo eso, si no que además aceptan un montón de variantes para no cansarnos nunca de ellas....pero ya verás como voy y me espero a semana santa para comerlas ya...jajaja un besazo linda y que tengas una féliz noche

    ResponderEliminar
  36. Cuca pues a mi dame torrijas todas las que quieras, y durante todo el año, que si no las hago más veces es por el control que tengo que tener en no ponerme ciega a dulces, ya ves, me gustan tanto que las he publicado tres veces en mi blog, solo por el gusto de compartir fotos nuevas o vídeos, y es que cuando algo me gusta, nunca me canso, ja, ja, ja...
    Besos y que pases una feliz tarde.

    ResponderEliminar
  37. Ayyyyy Cuca me chiflan las torrijas y nada más nuestro que este dulce ,que hago todos los años y para mi ese día me avisa que ya estoy en Viernes de Dolores y el siguiente domingo es de Ramos
    Un acierto en tu elección!!!!
    Feliz semana y muchos Besitos

    ResponderEliminar
  38. Que ricas las torrigas y que poco las hago últimamente, también cuando me pongo con ellas hago para toda la familia jeje, recuerdo unas que hacia mi abuela bien distintas a estas y que no las volvi a comer, estas te han quedo espectaculares, creo que no habrá casa en nuestro pais que no las prepare...Bess

    ResponderEliminar
  39. Hola Cuca, yo como siempre de las últimas, pero llego a tiempo para decirte que me encanta y que creo que tienes razón no hace falto una fecha exacta para deleitarnos con unas torrijas deliciosas como estas, acabo de ver el blog de Silvia con tu receta y tu rico bundt, la verdad no se que me gusta más porque las torrijas hace una eternidad que no las hago, entre otras cosas porque desde que hago pan no me sobra nada de nada, ja ja, ja, tendré que hacer como con los plátanos y guardar unas rebanadas para hacer las torrijas .
    Un besito enorme preciosa y feliz semana.

    ResponderEliminar
  40. Las torrijas están ricas y sientan fenomenal en cualquier época del año! Si es cierto que son un poco engorrosas de preparar pero merecen la pena! Las tuyas han quedado de fábula! un beso

    ResponderEliminar
  41. Tienes toda la razón, las torrijas son tan ricas que cualquier día es bueno para comerlas, yo tampoco he probado el pan especial para torrijas así que para la próxima las hago con ese pan. Tus torrijas quedaron perfectas muy bonitas. Besos!

    ResponderEliminar
  42. En Semana Santa o en el mes de julio, nunca le digas no a una torrija! Y es que están de muerte lenta.... Me encantan!!
    Bss

    ResponderEliminar
  43. Que me gustan las torrijas, y seguro que las tuyas estan de rechupete, ya estos dias vi varias recetas, asi que ya me va oliendo a navidad por todos los blog, aunque las suelo hacer tambien en semana santa, un beso guapa

    ResponderEliminar
  44. A nosotros nos encantan las torrijas, yo las he hecho pocas veces, porque tengo la suerte de que mi suegra siempre las ha hecho para ella y para nosotros. Y puedo decir que están buenísimas. Y las hace igual que tú, les pone el mismo rebozado último, la verdad es que son de lo mejor.
    Y tienes razón, si algo nos gusta tanto como las torrijas, porque hacerlas solo en esa época del año. Lo mejor es, si un día nos levantamos con ganas de torrijas, pues compramos los ingredientes y a la cocina .
    Las tuyas son muy ricas, me encanta tu elección.
    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  45. me encantan Cuca, pero es que no puedo hacerlas en cualquier momento porque todos en casa pasamos yendo y viniendo a la cocina para coger y como comprenderás eso no puede ser que después vienen las lamentaciones, jajajaja!!
    pero tus torrijas están de vicio y te aseguro que una me comería ahora!! Un beso guapa

    ResponderEliminar
  46. Mmmm me vuelven loca las hace mucho mi madre, siempre las tomo con una gran taza leche

    Por si te quieres pasar :

    www.checarina25.blogspot.com

    Muaks

    ResponderEliminar
  47. Mmmm me vuelven loca las hace mucho mi madre, siempre las tomo con una gran taza leche

    Por si te quieres pasar :

    www.checarina25.blogspot.com

    Muaks

    ResponderEliminar
  48. Totalmente de acuerdo cuca, no hay época del año para poder disfrutar de unas buenas torrijas, En casa siempre se hacen cuando apetece, en semana santa no fallan pero no es la única época que se hace. Nosotros las preparamos de vino y miel pero estas tuyas me gustan igualmente no creo que sobraran. Besitos.

    ResponderEliminar
  49. Ummmmm (babeo jeje), torrijas. Fíjate que con lo fácil que son en casa no las hago mucho. Siempre me pierdo y tiro por cosas más complicadas. Pero una buena torrija quita el sentido. Un besote!

    ResponderEliminar
  50. Claro que sí Cuca! hoy toca reivindicar tomar los dulces tradicionales en cualquier época del año!! con lo ricos que están ¡para qué esperar más...! me llevo una torrija, bueno mejor te la cambio por algo que hay por mi blog (espero que te guste)
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  51. Qué ricassss!!! Si supieras cuántos años hace que no como torrijas... y eso que son fáciles de hacer, pues nada... Es que desde que vivo en Barcelona no he podido ir a Sevilla, a casa de mi madre, por Semana Santa, y aquí no se celebra de igual modo... pero no es que yo sea de ir a ver cofradías y demás, sino que decir "torrija" para mi es sinónimo de Semana Santa y de tradición gastronómica para cada día de la semana... Mi madre se llevaba varios días cocinando y después cada día solo tenía que ir calentando, en fin... a ver si me animo a prepararlas algún día... ellas las hacía mojadas en vino y agua, y después las metía en un almíbar con miel... qué buenos recuerdos y olores vienen a mi mente en este momento, Cuca... no te lo puedes ni imaginar! Besos y gracias por recordarme este rico dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gente de Sevilla que conozco las suele tomar de vino con un almíbar de miel y los que somos más de la zona de Jaén las solemos preparar con leche y azúcar con canela, pero sea como sea ¡están buenísimas!

      Yo creo que tienes que pedírselas a tu madre cuando vayas, aunque sea en pleno mes de agosto, o a tu hermana Concha, que seguro estará encantada de que las preparéis juntas y disfrutéis de una estupenda merienda

      Me alegro un montón de haberte traído buenos recuerdos con esta humilde entrada

      ¡Besos mil!

      Eliminar
  52. Tienes toda la razón. Cuando algo está rico ¿porqué hay que tomarlo solo en un determinado momento?... Me encantan las torrijas!!! Yo las hago bastante para aprovechar pan duro, generalmente en fin de semana y para desayunar. Están ricas-ricas.
    Estupenda propuesta Cuca, para el dia del Dulce.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  53. Cuca, las torrijas me recuerdan a mi infancia :) Nieta de abuelos españoles de pura cepa (mi abuela de Salamanca, mi abuelo de Lugo), las torrijas formaban parte de las delicias que, de vez en cuando, mi abuela preparaba para mimarnos. De modo que, aunque es un plato muy sencillo y de aprovechamiento, para mí guarda recuerdos entrañables. ¡Jugosas y con el azúcar casi almibarando cada bocado son una delicia absoluta!
    Pienso que has escogido muy bien esta receta para representar un plato típico español. Además, creo que tenés razón en imponerlo como un mimo o un gusto para darse los domingos por la mañana cuando tomamos el desayuno sin prisas, por ejemplo; sin dejarlo sólo reservado para la Semana Santa.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  54. Me encantan las torrijas y solo las preparé el año pasado.
    Normalmente yo me encargo de los buñuelos y mi madre de las torrijas.

    Te han quedado genial.
    Un besazo!!!!

    ResponderEliminar
  55. Yo estoy en contra de comer según el calendario, qué quieres que te diga. Lo entiendo si hablamos de verduras de temporada o algo así, pero los dulces?? de eso nada, hay que comerlos cuando apetezcan y además cuando tocan, o sea, siempre, jajaja. Te han quedado estupendas, yo también he probado el pan para torrijas y me encanta, aunque como dices si sobra pan pues también!
    Un beso preciosa

    ResponderEliminar
  56. En casa gustan mucho, las hacemos con pan del día anterior, nunca las he hecho con esa especie de pan de molde, pero supongo que sí, que igual estarán ricas, tendré que probarlo porque no es la primera vez que veo una receta con él por algún blog amigo. Desde luego es aspecto, aunque chocante, es delicioso.
    Bsosssssss

    ResponderEliminar
  57. Me encantan las torrijas y en casa se hacen todo el año ,por que no puedo que si no metia la mano y me llevaba una uummmmmmm tiene que estar de muerte relenta.
    Nunca he comprado el pan para hacerlas aqui no me suena que lo vendan en ningun supermercado , hace años si lo vi en Mercadona pero era una barra cortada.
    Bicos mil wapisimaaaa.

    ResponderEliminar
  58. Hola Cuca!! ya estoy por aquí!!!! gracias por animarme a que me pusiera pronto bien, ya parece que ando algo mejor, ahora voy a tus torrijas aquí en casa se darían el homenaje mi marido y mi hija, desde luego tienen una buenisima pinta, las hago para ellos pero yo no soy capaz, es de las pocas cosas que no como, pero se ven de rechupete. Besitos preciosa.

    ResponderEliminar
  59. Hola Cuca!! ya estoy por aquí!!!! gracias por animarme a que me pusiera pronto bien, ya parece que ando algo mejor, ahora voy a tus torrijas aquí en casa se darían el homenaje mi marido y mi hija, desde luego tienen una buenisima pinta, las hago para ellos pero yo no soy capaz, es de las pocas cosas que no como, pero se ven de rechupete. Besitos preciosa.

    ResponderEliminar
  60. En mi vida he hecho solo una vez torrijas, y mira que es fácil, pero siempre las comí en casa ajena, y cuando me decidí fue por qué no me quedaba otra, además me pasó como a ti, yo las comí fuera de tiempo y me gustó igual, jeje, y las tuyas son perfectas incluso ahora.
    besos

    ResponderEliminar
  61. Las torrijas son deliciosas y tambien en Mexico las comemos en Semana Santa, pero tienes razon, porque esperar a que lleguen ciertas fechas para comer lo que nos gusta? Que bueno que las preparaste y ahora te tendre que imitar porque me pasaste el antojo!
    Bs!

    ResponderEliminar
  62. pues a mi me encanta la receta que has presentado al reto, que pintaza que tiene, la verdad que tienes razón, por qué limitarnos a comerlo una vez al año cuando algo está rico?? ummm besitos guapa!

    ResponderEliminar
  63. Holaaa, que ricas siempre las torrijas! en mi casa las hago cuando me da el punto, en cuanto veo que tengo más pan acumulado de la cuenta. Y mi marido encantado porque para él es la merienda perfecta. No soy de guardar tradiciones excepto el roscón que luego no sé por qué se me pasa la neura y ya no lo preparo en todo el año. Me encantan los dulces tradicionales, no conocía esta iniciativa, es magnífica!
    Un besooo

    ResponderEliminar
  64. Cuca, en cualquier época del año son bienvenidas, por lo menos en mi casa que nos encantan y mi hija es la que se encarga de hacerlas, se hacen en cualquier epoca, bikiños

    ResponderEliminar
  65. Di que si Cuca cualquier momento es bueno para cualquier receta y si encima es típico español no podían faltar tus deliciosas torrijas, me encantan!!
    Un beso y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  66. Eso mismo me dice mi marido Cuca....que no hace falta que lleguen ciertas fechas para hacer alguna receta, me pasa con el potaje de garbanzos, solo me acuerdo en Cuaresma jeje.
    Las torrijas nos encantan, tampoco las hago si no toca...a ver si cambio!!! Pero hay que reconocer que son riquísimas y muy típicas españolas; yo también prefiero hacerlas con pan de días antes.
    Un bst.

    ResponderEliminar
  67. Y a mí que me encantan las torrijas con ese pan de molde. Cada una tiene su encanto especial, pero hay que reconocer que las de pan de molde especial para torrijas,salen muy requetericas. ¡Más blanditas y hasta más jugosas! En casa no sólo caen por Semana Santa, algún desayuno de domingo también las hacemos.
    ¡Te han quedado geniales!

    Muchas gracias por tu aportación al #DíadelDulceTS

    ResponderEliminar
  68. Cuca!!!! espero que vaya todo muy bien con la bebita, vi tu receta de torrijas y ya le puse el ojo al pan viejo que tengo lo que me queda de cada semana de los panes que hago de centeno. Voy a probarlos con tu receta de seguro. Leo huevos, leche, aceite de oliva, azúcar y canela y mmmmmm se me abre el apetito porque para el desayuno creo que caen de maravilla.
    La guardo con cariño y espero ponerla en practica, para mostrarte ;) y citar esta receta de antaño querida.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  69. Cuca!!!! espero que vaya todo muy bien con la bebita, vi tu receta de torrijas y ya le puse el ojo al pan viejo que tengo lo que me queda de cada semana de los panes que hago de centeno. Voy a probarlos con tu receta de seguro. Leo huevos, leche, aceite de oliva, azúcar y canela y mmmmmm se me abre el apetito porque para el desayuno creo que caen de maravilla.
    La guardo con cariño y espero ponerla en practica, para mostrarte ;) y citar esta receta de antaño querida.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  70. Mmmmmm que ricas las torrijas, me encantan.
    No hace falta que sea Semana Santa para poder degustarlas, te han quedado estupendas, muy ricas.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  71. ¡Eres un amor niña!, gracias por tus comentarios....me encantan. Vaya torrijas...¡madre mía!...soy fan,....¿por qué en Semana Santa?...yo las hago todo el año. y me traen al pairo las fechas x.....las torrijas, la leche frita y el arroz con leche me chiflan...y muchas cosas que lleven manzana.....me voy a mirar esos postres de tu madre, que aquí en el norte somos muy "sosos"...jejeje....BESOS REINA y feliz finde a tí también.
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  72. Hola Cuca. Me tienes que perdonar por no haberte visitado antes. Todo se ha debido a no tener señalizado el color en tu comentario jj. Es de locos pero de esa forma no dejo de visitar a quien se molesta en venir a mi blog y dejarme un comentario. Ha sido la primera vez que me ha pasado y espero que sea la última y más tratándose de ti.
    Tienes toda la razón en lo que dices sobre las torrijas. Yo suelo hacerlas bastante no tengo que esperar a que sea su momento jj. Sin ir mas lejos el otro día las hice y de forma muy parecida a las que has hecho eso sí utilizando pan de días anteriores y es como en casa solo como pan yo y el resto muy poco siempre va quedando aunque ahora mi mujer en cierto modo me ha maniatado jj ya que lo corta en rodajas y lo tuesta para su desayuno así que me ha dejado con un palmo de nariz jj.
    Yo la leche la pongo a calentar con una rama de canela, la dejo en infusión hasta que entibia y la endulzo, dejo que se temple y cubro las rodajas de pan. El resto es como las tuyas, aunque tengo varias jj.
    Con este pan que has utilizado nunca las he hecho aunque estoy seguro que siendo tan experta cocinera como lo eres han debido salirte muy ricas, más que ricas, exquisitas.
    Que pases un buen fin de semana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan no te preocupes, que no pasa nada. Con el lío que llevamos es normal que a veces se nos pase devolver una visita o que no tengamos tiempo.

      Me ha gustado lo de infusionar la leche con canela, de hecho me has dado la idea de hacerlo con otros ingredientes para darle un toque diferente a las torrijas ¡ya me he puesto a maquinar!

      Ah! y si tu mujer tuesta el pan para su desayuno ¡vas a tener que comprar una barra más grande para hacer torrijas!

      ¡Besos mil!

      Eliminar
  73. ¡Hola mi niña!, pues yo creo que has escogido estupendamente tu postre para el reto, la torrija no es sólo una receta muy tradicional de nuestro pais sino que encierra una de las grandes esencias de la cocina casera, el aprovechamiento. Creo que son muchisimas las recetas que le debmos al concepto "no tirar nada" y posiblementen las torrijas sean el culmen de esa idea, porque se aprovecha un triste pan duro y se convierte en una gloria para el paladar. Muy buenas tus torrijas, me estan dando ganas de zamparme una....Besos y feliz finde!!!

    ResponderEliminar
  74. Nos apuntamos a la idea de las torrijas todo el año, jeje ;) Están buenísimas y se hacen rápido.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  75. No puedo estar más de acuerdo, y mira que yo soy la primera que se limita a hacer torrijas en Semana Santa, pero por qué no hacerlas en cualquier época del año.
    Qué suerte poder disponer de ese pan especial, la verdad es que no sabía que lo siguen vendiendo aunque no "toque" prepararlas, todo un lujo.
    Y la verdad es que están riquisimas, como las tuyas, son dulces que sin grandes pretensiones siguen encantando a todos.
    1 besote Cuca y feliz fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  76. Me encantan las torrijas. En casa se comen en carnaval y en semana santa aunque siempre las preparamos con pan del día anterior, nunca hemos comprado pan especial. Si lo veo puede que me anime y lo compre.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  77. Ja, ja, nada, nada, que todo el año están de vicio, da igual cuando sea, que siempre apetecen. Pues yo tb este finde estoy de recetas de otras temporadas, te han quedado que dicen cómeme!! un beso ;)

    ResponderEliminar
  78. A ver Cuca, como te haga caso, te juro que me pongo como un pilón. Con todos los dulces que preparas, es imposible no coger peso. Encima que llevo más de un mes sin poder hacer deporte por el dichoso pie..., bueno ya falta menos.
    Pues qué te voy a decir de estas torrijas ricas, qué me encantan, que es imposible resistirse a tomar este postre, pero esta semana no las hago, las dejaré para cuando me ponga en forma.
    Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  79. Pues me pasa lo que a ti: que lo que me gusta lo puedo comer en cualquier época del año.
    Y estas torrijas son una auténtica delicia, además de ser un plato económico y que cunde mucho. Me encantan.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  80. Mi querida amiga, nos hemos puesto de acuerdo en publicar dulces que pertenecen a otras fechas,, pero no puedo estar mas de acuerdo contigo, que una cosa tan rica como las torrijas y los pestiños no tienen fecha para comerlos jejeje, asi que estas torrijas que has hecho tradicionales y de toda la vida me han vuelto loca yo las hago tal cual lñas has hecho tu, solo que tengo un pequeño truco que te digo ahora mismo, en la leche que se mojan le poco un poquto de vainilla, que puede ser una cucharadita de flani, y salen con un sabor muy rico, Bueno cielo que me han encantado, y que vivan los dulces tradicionales. Mil besicos tesoro

    ResponderEliminar
  81. Que vivan las torrijas y los postres tradicionales en cualquier época del año!! yo no soy muy torrijera pero me pasa con el roscón, me niego a comerlo solo en Reyes y en Pascua!!, siempre que me apetece me doy un homenaje, y si puedo doblar las cantidades y lo que sobra meterlo en el congelador y sacarlo un Domingo por la mañana para desayunar......ayyyy que bueno!!, menos mal que ya he cenado que si no, me pongo a amasar a estas horas!!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  82. ¡Hola Cuca!

    He tardado tanto en venir a comentarte que un poco más y llego en el tiempo "correcto" de las torrijas jajaja ¡Qué barbaridad, maja! Un no parar y un rollo supremo cuando los astros se alinean en el cosmos para dar por saco. En fin, ¡a resignarse toca!
    Oye, me encanta que te hayas puesto a hacer torrijas y ¿sabes qué? que a mí me importa un pepino también que sea Semana Santa para hacer torrijas o Navidad para hacer mantecados. Si me apetecen los hago y punto. Porque sí, luego en su época también como lo que toque pero en lo que se refiere a torrijas en Semana Santa me gusta comer las de los demás. Sobre todo esas que hacen las abuelas y que no hay nadie capaz de superar. La ruta de la torrija es lo mío en esa época. Para todo lo demás, las hago yo.
    Nunca he probado el pan de torrijas. De hecho esta última vez empecé a verlo por todas partes (también en panaderías artesanales) y me generaba una desazón inmensa. Se supone que es un dulce de aprovechamiento con una tradición de pobreza y festividad. Yo qué sé, veo ese pan y hasta me cabreo. Pero igual tendría que dejar todo eso de lado y probarlo porque si el resultado es como el de tus torrijas es para pensárselo un poco más (y qué narices! comprarlo!). Así que, hasta lo mismo me animo!
    Un besazo grande!

    ResponderEliminar
  83. Qué gracia. No había pensado en este postre tan nuestro para hacer y veo que por ahora eres la única que lo ha hecho. Muy bien, las torrijas son un postre siempre excelente.

    ResponderEliminar
  84. Pues a mi cuantomas me apetecen pas cosas es fuera de temporada. Las torrijas son vuenas todo el año, como dices, con lo buenas y facilesde hacer que son, porquevamos a esperar a semana santa? Ahora mismo me comeria una con el cafetito, que ricas!!! Besitos

    ResponderEliminar
  85. pues no tienen pierde, en cualquier época del años son deliciosas, ¡suerte!
    besos

    ResponderEliminar
  86. No es ningun pecado hacer unas torrijas en Noviembre, es más, porque dejarlas solo para Semana Santa si están buenísimas, nunca he usado el pan especial para torrijas, me da la impresión que se va a romper cuando las haga. Además te cuento un secreto, mi marido de vez en cuando me pide que le haga una buena tanda para llevarla al trabajo y no precisamente es en Semana Santa, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  87. Por que hay que comerse un dulce como este solo una vez al año? de eso nada, las cosas buenas hay que comer más amenudo, para cuando una no pueda porque te digan que ya no puedes comer azúcar o no puedes comer fritos, etc... hay que disfrutar un poco. Me encanta como te han quedado, tiene que estar deliciosa.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  88. Hola Cuca, yo pienso que cualquier momento en bueno si las cosas están ricas y por ora parte yo me he criado de esta manera, en casa mi madre horneaba y hacia dulces en Semana Santa y Navidades, aparte de cada cumpleaños o aniversarios varios jajaja, por eso te digo que cualquier ocasión es perfecta y más para unas torrijas !!!! Besos

    ResponderEliminar
  89. Antojos??
    Tienes toda la razón, yo siempre he pensado igual, que cuando se te apetece algo y no es temporada no hay por qué esperar a que llegue su época. Y bien lo dices tú, son tan sencillas y económicas que está genial poder disfrutarlas cuando se nos antoje.
    Te han quedado perfectas, con un color divino y ya se me antojaron a mi también jaja. Excelente elección!
    Besitos guapi!!

    ResponderEliminar
  90. Las torrijas están ricas en cualquier época del año así que cuando apetece algo hay que cocinarlo y punto. Un besote y feliz semana.

    ResponderEliminar

Ya que has llegado hasta aquí quédate un ratito más y déjame un comentario ¡es lo que le da vida al blog y así puedo saber que has estado aquí y visitarte!
Si has decidido quedarte en mi cocina ¡bienvenido! y si eres ya un veterano ¡gracias por seguir aquí día a día!