jueves, 7 de julio de 2016

Bavarois de paraguaya

 ...siete de julio ¡San Fermín!

Aunque Pamplona me pilla bastate lejos y ni por asomo se me ha pasado por la cabeza en la vida ir a los San Fermines (más ahora que estoy para estos saraos menos que nunca) es imposible no enterarse de que hoy comienzan las fiestas pamplonicas y que aquello será un despiporre durante una semana. Habrá que ver lo que opinan los vecinos, especialmente aquellos que tengan que seguir levantándose cada día para ir a trabajar cuando lleven varios días con la fiesta en la puerta de casa.

Igual más de uno te escucha cantar la cancioncilla con la que empezaba esta entrada y te calla metiéndote directamente el zapato en la boca (y eso sin ánimo de ser grosero porque seguro que se le ocurre algún sitio más)

Está claro que nunca llueve a gusto de todos pero coincidiréis conmigo en que es una pena que fiestas emblemáticas acaben convertidas en un botellón continuo de siete días ¿de verdad hace falta beber tanto para divertirse? ¿cómo el alcohol se ha convertido en esencia de nuestras fiestas patrias y populares?  No abogaré yo por la abstinencia cuando he sido la primera en hacer botellón allá en mis años de instituto (poco) y en los de universidad (mucho) pero creo que cuando se traspasa la línea que convierte todas las fiestas en un macrobotellón continuo pierde todo el mundo desde los que sólo salen a emborracharse hasta las tradiciones que teóricamente se están festejando y acabamos cabreando al personal (véase los vecinos que tienen a los fiesteros bebiendo y ensuciando sin control a las puertas de casa)

No tenía pensado hablar sobre este tema precisamente pero hoy las musas me han llevado por estos lares y empiezo a mosquearme porque yo no tengo los San Fermines en la puerta de casa pero el fin de semana próximo sí que tendré mi pueblo tomado por todos aquellos que vienen a cierto festival veraniego que se celebra aquí y convierte las calles en un botellón masivo donde parece que no hay ley. Igual nos bañamos en una fuente que aparcamos en doble o triple fila (incluso delante de los vados) que vamos semidesnudos por la calle o nos estamos echando unos cigarritos de la risa libremente y sin tapujo alguno sin importar si al lado hay niños o un seto u otro festivalero evacuando pegado a la pared o en el portal de un bloque.

Y cuando nos quejamos y nos replican que el festival deja mucho dinero en el pueblo yo me pregunto si realmente la caja que hacen supermercados y hosteleros es mayor que el coste de la organización del evento y la limpieza de las calles una vez que la orda de visitantes ha pasado. Sinceramente creo que salimos perdiendo (no sólo económicamente, porque el civismo y la vergüenza están ausentes esos días) aunque aquellos a los que se les llena la caja durante tres días les importará bien poco que buena parte de los impuestos que pagamos todos se destinen a estos menesteres cuando se les podría dar otro uso que redundara en beneficio o disfrute de más vecinos.
Voy a dejar mi reivindicación particular (¡qué guerrera regreso por favor!) y os voy a hablar de este postre que igual no gustará a todo el mundo aunque es muy probable que conquiste a la mayoría.
Todo comenzó con mi madre asomando por la puerta de mi casa una tarde con una bolsa rebosante de paraguayas (o paraguayos, que yo nunca tengo claro cómo llamar a esta fruta y siempre he escuchado ambos términos) que le habían regalado en la frutería del supermercado del barrio. Yo alucinando porque nadie regala nada y más porque la fruta estaba madura pero tampoco como para tener que tirarla ese mismo día si no se le daba salida.

Poco importan los motivos de la frutera para tan magno regalo, lo importante en ese momento era que nosotros el día previo también habíamos comprado paraguayas (amén de más frutas) y me vi un poco desbordada (frutalmente hablando). Rápidamente empecé a maquinar qué hacer con ellas y me vino a la cabeza el bavarois cuya mayor complicación consiste en pelar las frutas y en esperar a que cuaje porque si pruebas la crema estarás abriendo continuamente la puerta del frigorífico para ver si ya está lista mientras te debates entre coger la cuchara y acabar con ella impunemente sin esperar más o ser paciente y darle el tiempo que requiere.
De este postre me encanta lo cremoso que es y el intenso sabor a fruta que tiene además de que no es empalagoso (sigo teniendo fobia a los postres excesivamente dulces) y es bastante refrescante e ideal para consumir fruta casi sin darnos cuenta en cualquier época del año.
Además se prepara en muy poco tiempo y sin apenas pasar calor ¡¿aún no estáis convencidos?! yo estaría ya en la cocina. Es un postre ideal para cualquier día y si tienes alguna comida o cena de esas que tanto abundan en verano en torno a una piscina quedaréis como reinas (o reyes) con este bavarois que se puede preparar con antelación y olvidarte del tema y si tenéis un molde cuqui ¡mejor que mejor! entrará por el ojo y después por la boca y todo el mundo feliz.

Es otra de esas recetas que tardo más en escribir cómo hacerla que en prepararla realmente ¿nos ponemos a ello?


Ingredientes:

* 15 paraguayas
* 200 ml de nata para montar
* 250 ml de leche
* 100 gramos de azúcar blanca
* Una cucharadita de esencia de vainilla
* 12 láminas de gelatina neutra

Elaboración:

1. Ponemos las láminas de gelatina a hidratar en agua fría.

2. Pelamos, deshuesamos y troceamos las paraguayas.

3. En un bol amplio ponemos la fruta, el azúcar, la vainilla, la nata y la leche y pasamos la batidora hasta que sea una crema homogénea. No pasa nada si queda algún trocito de fruta aunque si lo batimos bien queda una masa muy cremosa que ya apetece comerla a cucharadas desde este momento.

4. Ponemos la mezcla en una cazuela y llevamos al fuego hasta que esté a punto de romper a hervir removiendo con frecuencia.

5. Escurrimos la gelatina y la añadimos a la cazuela. Removemos hasta que esté disuelta y mantenemos en el fuego unos cinco minutos removiendo continuamente.

6. Vertemos en el molde que más nos guste, esperamos a que se enfríe, tapamos con film transparente y metemos en el frigorífico hasta que cuaje. Mejor de un día para otro.

7. Desmoldamos y servimos muy fresquito.
Podéis ponerle más o menos fruta según os guste o tengáis en casa. No pongo el peso porque no las pesé pero calculo que estará en torno al kilo y medio o dos kilos de fruta sin pelar ni deshuesar. Si ponéis menos fruta no os olvidéis de reducir la cantidad de láminas de gelatina para que no parezca una goma.
También podéis cambiar las paraguayas por melocotones o nectarinas o cualquier otra fruta de temporada que os apetezca. Es una receta que admite mil y una variantes y seguro que la veréis por estos lares en más de una ocasión.
Espero que os animéis a prepararla ¡seguro que os encanta!

Me despido de vosotros hasta la próxima semana ¡sed felices y pasad un dulce fin de semana! 

Manos a la masa y ¡bon appétit!


49 comentarios:

  1. Vamos a concentrarnos en esta rica bavarois porque como empiece a rajar de lo que pienso de las fiestas en las que prima el botellón, aquí va a arder Troya. Es un postre que no hago nunca, pero que voy a intentar cambiar la costumbre, ya que es fresco para el verano y sin dificultad, que ya sabes que son los que me gustan. Si además se puede aprovechar fruta de temporada, pues ya es lo más. Y bien rico que está, eso sí que es seguro.
    Buen finde. Un beso.

    ResponderEliminar

  2. Hola Cuca!! lo primero es felicitarte por tu vuelta, por la maternidad y por el disfrute y un poco sufrimiento jajaja que te da tu niña!!
    EL otro día vi que habías vuelto a publicar, pero ando con mi ordenador roto y sólo dispongo de pc cuando alguno de mis hijos en su benevolencia jajaja, me deja su ordenador, asi que no tuve tiempo de comentarte y felicitarte, y hoy si, hoy no quiero pasar sin hacerlo!!
    Me alegra infinito tu vuelta!

    Tienes mucha razón en lo que dices, porque se comienza tolerando algunos comportamientos "porque traen dinero al pueblo" y se acaba convirtiendo esto en una pesadilla...
    Yo me voy a centrar en el postre, que me chifla y es de los que en casa siempre, siempre triunfan, y además se puede preparar de diferente fruta, según "necesidades" jajaja.
    Un besazo y bienvenida!

    ResponderEliminar
  3. ¡Buenos días! Respecto a la receta, he de reconocer que pocas veces he comido paraguayas (el término aceptado por la Real Academia de la Lengua es el femenino) y mi desconocimiento culinario me lleva a admitir que no sabía qué era un bavarois antes de abrir esta entrada... Sí que tengo más idea de los festivales, las fiestas y el séquito de guarros que las acompañan. Coincido plenamente en que ello supone un gasto inmenso en limpia y que muchas veces degenera fiestas preciosas (como las Fallas en Valencia).

    Un beso y feliz jueves,
    Le Style et Moi

    ResponderEliminar
  4. Hola guapetona!!
    Le has sacado buen partido a los paraguayos, aquí les llamamos así. Es un postre fácil de elaborar, rápido, está super bueno con cualquier fruta y sobre todo es ideal para disfrutar en esta época estival. Bien fresquito yo diría que es uno de los postres perfectos para el verano y en un molde tan chulo como el tuyo, luce de maravilla.

    Besines para ti y la pequeña Lara :)

    ResponderEliminar
  5. Es un postre estupendo y precioso en ese molde de flor;si vuelve ese regalo maravilloso,una mermelada de paraguayos (masculino también para mí)queda estupenda.
    De esa locura de fiestas prefiero no hablar.
    Un beso y buen día.

    ResponderEliminar
  6. Gora San Fermín!!!, ja, ja, ja...Sí, es una lástima que todo quede, al final, reducido en un botellón...
    Receta, super-refrescante!!. Besines para la peque!!!

    ResponderEliminar
  7. Tienes toooooda la razón!!! Se debiera cuidar al currante paganini de impuestos mas que al juerguista. Venga... mejor centrémonos en este postre que me animaré a probar seguro.
    Bsss

    ResponderEliminar
  8. Estoy de acuerdo contigo. Pero es un tema en el que seguro cada uno tendrá su opinión. En fin.. yo prefiero dar mi opinión sobre este postre que nos traes hoy, y es que debe de tener un sabor muy peculiar con esa fruta algo desconocida para nosotros.La consistencia me recuerda también a la panna-cotta. Me encantaría probarlo!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Hola Cuca,
    Gracias por pasarte por mi blog. No conocía el tuyo, por aquí me quedo dando también. ¡Enhorabuena por tu maternidad!..
    En mi opinión mantener un blog trae consigo muchísimas satisfacciones siempre y cuando se tome como un entretenimiento que no te obligue a publicar cada día. Creo que la gran mayoría de las que llevamos tiempo no esto nos lo tomamos con bastante tranquilidad. Unas con más actividad que otras dependiendo del tiempo que se disponga y de las circunstancias.
    Opino como tú en cuestión de fiestas. No es necesario montar un circo mediático, y molestar a media población, cada vez que hay fiestas locales. Y mucho menos si además éstas a veces derivan en desgracias personales.
    Hay otra fiesta que me parece horrenda que es la de la "Tomatina" de Buñol, en Valencia. ¿Te imaginas vivir en el centro del pueblo y que cada año te dejen la fachada de la casa llena de tomates aplastados? Por mucho que limpien, con el calor el olor debe ser insoportable. El jugo de tomate se mete por alcantarillas y rendijas. Buahhh! No quiero ni pensarlo.
    El paraguayo me encanta. Creo que de todas las frutas con piel de pelusilla es de las más sabrosas. Se estropea muy pronto. Contiene mucha agua y es delicado.
    Has tenido muchísima imaginación con ese postre, seguro que está buenísimo.
    Bienvenida de nuevo, y ahora voy a dar una vuelta por tu cocina...
    ¡Nos leemos!
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Yo entiendo perfectamente de lo que hablas, el tema de tener que beber y emborracharse para pasar un buen rato y que una fiesta se convierta en lo mas, me parece bastante penoso... Pero bueno...

    Con respecto a tu postre, me parece genial, lo tiene todo, rápido, fácil, sin horno y delicioso!!!!!!!!!!!!!!!! De verdad que no se le puede pedir mas.

    Lo que se te ha echado de menos Cuca!!!!!!!!!!!!!!!!

    Besines para las dos

    ResponderEliminar
  11. Uy... qué guerrera has vuelto, Cuca... jajaja! Es cierto que cuando no hay civismo ni vergüenza por parte de algunos... todos salimos perdiendo. Qué te voy a contar si vivo en una ciudad enorme en donde no existe, muchas veces el respeto ni la decencia hacia los demás... En fin, qué estamos en verano, hace calorcito y tu postre de hoy apetece muchísimo. Tiene una pinta estupenda y me han entrando ganas de probarlo, pues yo, al igual que tu madre y tú... también he encontrado un amigo con una frutería que me llama cada dos por tres y me regala fruta (para mí no está pasada... que conste...) pero según él ya no la puede vender... así que habrá que aprovechar. Besos linda para Lara y para ti.

    ResponderEliminar
  12. Tienes razón, muchos pueblos y ciudades quedan hecho un asco después de las fiestas, no sabemos si los destrozos que dejan las celebraciones compensan o superan lo recaudado, en fin... Yo también soy de las que no para de probar las cremas mientras se están cuajando, esta bavarois tiene que estar deliciosa con ese gustito a fruta, me parece un postre muy original.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Ay Cuca, con lo que me gustan los paraguayos maduritos, pero no pasados. Y esta bavarois tiene que estar de lujo.
    Y pienso como tu con estas fiestas. Bssssss

    ResponderEliminar
  14. Que manera más deliciosa de utilizar los paraguayos!!! A mi me encantan, me acostumbró a ellos mi abuelita que les llamaba melocotones del rollet(del rollito). Aunque no suelen sobrarme, esta receta me la guardo que a parte de rica, queda preciosa!!!
    Un bst.

    ResponderEliminar
  15. Pues yo me apunto a tu postre Cuca, que esa fruta me gusta. Y por cierto, estoy contigo en el tema fiestas..

    ResponderEliminar
  16. ¡Qué bien te las has apañado para sacarles partido todos los paraguayos!
    Me parece un bavarois ideal para los días de calor!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  17. Fijate que a mi las paraguayas como que no, pero tú que buena salida le has dado y el resultado de lo más apetecible.

    B7ssss

    ResponderEliminar
  18. Querida Cuca, ha sido una felicidad enorme cuando me llegó la notificación de tu comentario en mi blog. Aquí estoy, para ponerme al día con tu vida de los últimos ¡5 meses ya! Me imagino que ha sido complicado todo este tiempo para acomodarte e, incluso, hacer lo más sencillo porque algunas cosas que no nos imaginábamos siquiera, y que dábamos como muy naturales (porque lo son claro: darse un baño, tener tiempo para una misma, salir de compras o a consentirse…) ahora se han vuelto un lujo. Y es que si nos lo dicen antes de ser madres, nos reímos y aseguramos que no nos pasará a nosotras… Y en la mayoría de los casos nos pasa, porque si no son los gases es alguna otra cosita (de nada, gracias a Dios) de nuestro bebé. En fin… Que me alegra mucho-mucho-mucho que hayas regresado porque quiere decir que todo marcha bien, que Lara crece sana (y va mejorando del intestino) y que vas encontrando el tiempo y la manera de volver a ganarte este lugarcito que tanto placer te daba y nos compartía.
    Tu postre, como siempre, exquisito y con una receta rendidora para aprovechar la fruta en una preparación con pocas complicaciones y muchos beneficios ;)
    Te mando un beso enorme y un cariño dulce para la pequeña Lara.

    ResponderEliminar
  19. Pues yo siempre le dije paraguayos pero vamos llamalos paraguayos o paraguyas que a mi me encantan,así que como supondrás esta bavarois me va a encantar, hablando de fiestas te entiendo perfectamente lo que quieres decir,pronto serán las fiestas de mi pueblo y mira que es tranquilo y pequeño, pero a un grupo de chic@s no se les ocurre mas que ponerse detras de mi casa de madrugada y beber fumar chillar... aparte de que no puedo dormir al día siguiente me encuentro todas las botellas vacias incluso dentro de mi jardín que está vallado...en fin paciencia...besos

    ResponderEliminar
  20. Cuca que razon tienes en tus palabras , pienso como tu, que postre mas rico y original con esta fruta que por cierto me gusta mucho , asi que la probare besitos

    ResponderEliminar
  21. Totalmente de acuerdo contigo Cuca. Es penoso que nuestras fiestas se conozcan más por las faltas de civismo de la gente que por el motivo de la fiesta en sí. Yo aún sigo alucinando viendo los comportamientos de la gente en este tipo de festejos y celebraciones y que se permitan sin hacer nada al respecto. Ante todo educación y saber que tu derecho acaba cuando empieza el de los demás. Menos mal que podemos acabar con un buen sabor de boca gracias a tu postre, me llevo un trocito que tiene una pinta increíble :) 1 abrazo guapa!!!!

    ResponderEliminar
  22. Cuca para mí son paraguayas de toda la vida, que los paraguayos son los habitantes del Paraguay.

    Creo que yo no resistiría la tentación, y ni tendría paciencia para esperar el tiempo necesario para que cuajara este bavarois, que debe estar increíble, y es que yo soy de fruta, de mucha fruta, me encanta la fruta, ¡¡¡adoro la fruta!!!, y natural es como más me gusta.

    Por otro lado, tampoco tengo la suerte de tener un frutero que me regale las paraguayas, ni nada de nada, así que me las compro por piezas, ya que las de buena calidad, no son precisamente muy baratas, y las disfruto primero con su delicioso aroma que inunda la cocina un par de días, antes de que estén en su punto justo de madurez para consumirlas bien fresquitas.

    No obstante, no me quedaría con las ganas de probar tu postre, así que iré al chino de mi barrio, que ese si que suele tener la fruta a mejor precio, y digo yo que para utilizarla así triturada tampoco es que tenga que ser tamaño XXL y con aspecto de dibujo perfecto.

    Besitos

    ResponderEliminar
  23. Hola Cuca, yo también estoy enfadada por estos botellones que destrozan nuestras fiestas. Es el caso en Huelva de las colombinas, unas fiestas maravillosas y veraniegas que se la están cargando, así es. Me indigna ver en televisión lo que pasa con los San Fermines y con cualquier otra fiesta, de nuestro país , es vergonzoso. pero parece que si lo dices, eres una retrógrada, una anticuada... Pues no, nada de eso, me gusta divertirme, pasarlo en grande y no perderme una, no había noche de Colombinas que no me fuera a la cama antes de las 7 de la mañana. La educación, eso se ha perdido.
    Bueno, no sigo que venimos a disfrutar de este postre tan rico y tan fresquito y sobre todo a disfrutar de tu compañía!! Un beso preciosa

    ResponderEliminar
  24. Que buena pinta tiene Cuca, me encantan este tipo de postres, son delicados suaves y fresquitos son una delicia, y referente a ls fiestas es horrible tenerse que levantar temprano como yo que me levanto a las 4 de la mañana y tener la fiesta montada toda la noche en la puerta, ni me lo imagino vamos...Bess

    ResponderEliminar
  25. Un postre delicioso Cuca, me ha encantado, super refrescante para el verano.
    En el tema fiestas, totalmente de acuerdo, me parece que la forma que tienen ahora para divertirse deja mucho que desear, es una pena....
    Besitos.

    ResponderEliminar
  26. el postre muy bueno cuca !! no lo he preparado con paraguayas pero si con otras frutas y esta muy bueno,en cuanto a las fiestas ...ya lo has dicho todo ,no saben divertirse si no es bebiendo sin parar y ensuciando todo
    besitos

    ResponderEliminar
  27. A mi también me queda bastante lejos San Fermín pero bueno al menos podemos compartir una mesa dulce con las personas que nos rodean porque tiene una pinta deliciosa, me lo apunto Cuca

    ResponderEliminar
  28. Pues si que vienes guerrera, si jajaja, en fin no vamos a discutir si vale o no la pena porque es perder el tiempo que hagan lo que tengan que hacer, lo que si vamos a disfrutar de este postre que aunque yo no lo he he probado nunca tiene una pinta que pa que y con fruta mejor que mejor, por cierto yo les llamo paraguayos jeje. Te imagino visitando la nevera de poco en poco haber si esta ya o no cuajado jeje, como si te estuviera viendo!!
    Por cierto se ve delicioso, mira que bien te a ido que te regalaran la fruta.
    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  29. Bienvenida de nuevo Cuca, se te echaba de menos por estos lugares.
    Tengo que admitir que la bavarois la conocí hace poco, pero ya la he hecho para un examen de reposteria, aunque fue la clásica de vainilla, y me encantó así que no dudo hacerla de nuevo con alguna fruta.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  30. Hola querida amiga,hoy voy de sorpresa en sorpresa y de alegría en alegría contigo¡¡¡¡¡¡Bien¡¡¡¡¡Nada mejor para comenzar el fin de semana....
    Yo estuve hace unos años en los Sanfermines,con amigos de Pamplona,y nos quedamos en su casa y compartieron con nosotros su peña,que es como para nosotros nuestra caseta,continuación de nuestra casa y pasamos unos días inolvidables .......
    Pero como siempre toda fiesta tiene su cara fea,y que no debería existir,,,,,,pero que no debemos ignorar porque existe y lo peor de todo es que nos puede salpicar a las personas cívicas y con educacion sin buscarlo
    Esas botellonas que acompañan a la fiesta debería estar más perseguida y multada para proteger a las personas de bien
    Ains......que me enrollo.......me llevo tu receta para hacerla con otra fruta pues tiene que estar deliciosoooooo¡¡¡¡
    Bienvenida de nuevo me has hecho muy feliz¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  31. Me alegro enormemente de tu vuelta, Cuca!!! Me he acordado de ti muchas veces en estos meses!!!
    La bavarois y las paraguayas me encantan, además para aquellos que éstas nos les gusten, admite como bien dices, multitud de frutas, de hecho tengo algunas pendientes de realizar que para este tiempo apetecen y mucho.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  32. En cuanto a tu opinión sobre las fiestas coincido plenamente contigo.
    El bavarois te ha quedado fantástico, me imagino el sabor y se me hace la boca agua.

    Saludos

    ResponderEliminar
  33. Cuca! Estoy completamente deacuerdo sobre las fiestas populares bañadas de alcohol y de muchas barbaridades como lo último que ha sucedido en Pamplona con esa pobre chica... En fin me entra todo por el cuerpo.
    Me ha encantado esta idea para cuando estamos colapsados de fruta. Te ha quedado precioso. Besos

    ResponderEliminar
  34. Comparto contigo todo lo dicho, pero solo quiero decirte una cosa, no compares san fermines con un botellón, porque en san fermín, se echan a la calle todos los vecinos, son 7 días asimilados por todas las edades, el que no quiere se pira....y el que no puede hace tripas corazón...y no todo son botellones...se bebe y punto, hay otras cosas peores como la violación de esta semana, encima uno guardia civil, espero que se le haya acabado la carrera militar de por vida y todos de 22 a 26, en Pamplona andan pensando en poner sus caras...que es lo que se debería hacer con todo delincuente que viola o se aprovecha de niños...da igual que sea mayor, joven, extranjero o cura...ya me entiendes, y ahora que eres madres FIJO QUE MÁS...y que tu bastante san fermín tienes ya en casa, jeje....y seguro que con gusto...y ya sabes, sarna con gusto no pica....seguro que la pichurri está preciosa....¿no nos la vas a enseñar?, aunque sea por privado??....ya me gustaría verle....y ah, ¡qué viva la frutera de tu madre!, vaya postre tan bueno.
    Un besazo guapa
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  35. Pues yo lo conozco por paraguayo, pero lo de menos es el nombre. Recuerdo que de pequeña no me gustaban porque siempre encontraba cienpies, ¿a ti no te ha ocurrido? Y mira que están ricos.
    Este postre es ideal para esta época de "calores", justo mañana he preparado un postre de estos tan ideales que no necesitan horno.
    Me parece un postre delicioso. Lo probaré.
    Tienes razón hay mucho incívico suelo por el mundo, yo creo que por desgracia cada día más.
    Un besito a las dos.

    ResponderEliminar
  36. Yo al leerte me acordé de la feria de Sevilla, hablo de mi experiencia, de la que no vive en la ciudad ni participa de la fiesta y se ve afectada por ella. Trabajo cerca de donde se sitúa, impensable ir en coche esa semana al trabajo, toca ir en autobús salir de casa mas de una hora antes, sufrir atascos y como esta todo.
    No dudo que deja dinero a muchas persoans pero.. ¿y los que seguimos trabajando?¿ los que no participamos de esas fiestas?? ummmm es un tema que.. mejor pensar en la bavarois que por cierto nunca probé y la fruta aquí en mi zona se conoce como paraguayo. Se ve bastante apetecible y sin duda recomendable en esta época. Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  37. Mi querida y reivindicatica Cuca, jeje... Que me encanta pero mucho más este postre de paraguayos ya que es una fruta deliciosa con un sabor riquísimo asi que la bavorois está de vicio y asi de fresquita me la comería para la merienda. Buenas tardes.

    ResponderEliminar
  38. Cuca ,me encantan estos postres y tu bavarois me perece estupenda , tiene que estar buenisima
    besinos

    ResponderEliminar
  39. Bueno Cuca, lo de las fiestas casi prefiero no opinar. Me parece vergonzoso que los jóvenes necesiten de dosis ingentes de alcohol para divertirse, no tienen ni idea del daño que les hace y lo que repercute en su salud. Cambiando de tema me encantan los paraguayos, en esta época siempre los tengo en casa. Este postre que nos traes hoy seguro que me encanta.
    Un besito grande :)

    ResponderEliminar
  40. hola! tiene que saber de maravilla, la paraguaya la he comido muy pocas veces y estoy viendo recetas que me llaman la atención y desde luego que la Bavarois es una de ellas, queda preciosa presentada, que buena!!! besos ;)

    ResponderEliminar
  41. ¡¡Hola Cuca!! Qué alegría que empiecen los olores de tu cocina de nuevo a ser compartidos. Hace unos días te leí en otra red social y aquí estoy en este reencuentro de madres guerreras. No me negarás que has vuelto potente, con fuerza; eso es maravilloso.
    Un abrazo, Emma.

    ResponderEliminar
  42. Hola Cuca te pongo por aquí al día de todas mis novedades. El 17 de junio entregué mi TFG y ya tengo todas las notas de este curso por lo que ya puedo decir que soy graduada en Sociología. En abril hice un curso profesional de repostería reconocido por una edeuela de hosteleria de Barcelona y realmente me he dado cuenta de es a lo que me quiero dedicar. El 27 de agosto me voy a Londres de Aupair hasta julio o así, me gustaría buscar algún trabajo parcial en una bakery si lo puedo compaginar con el horario de los niños sino esperaré a verano para intentar hacer unas prácticas de repostería o buscar un trabajo en una bakery. Según como vayan las cosas, en principio estos meses para perfeccionar el inglés y ya más adelante se verá. Espero que todo con Lara haya ido bien :)

    ResponderEliminar
  43. Totalmente de acuerdo contigo en lo tocante a los Sanfermines y a la fiestas populares que se van de las manos. Y en cuanto al bavarois tienes razón es ideal para tener en la nevera y sacar al final de una comida o en una reunión d tarde acompañanado un tecito, tomo nota. Un beso y que vayan bien las fiestas de tu pueblo

    ResponderEliminar
  44. Totalmente de acuerdo contigo en lo tocante a los Sanfermines y a la fiestas populares que se van de las manos. Y en cuanto al bavarois tienes razón es ideal para tener en la nevera y sacar al final de una comida o en una reunión d tarde acompañanado un tecito, tomo nota. Un beso y que vayan bien las fiestas de tu pueblo

    ResponderEliminar
  45. Hola Cuca en cuanto a las fiestas prefiero no opinar porque me parece terrible lo que paso estos días, cada día esta peor, no se como estamos educando a nuestros hijos, en fin .... prefiero hablar de los paraguayos.
    Te ha quedado seguro riquísimo, me imagino el sabor a paraguayo y se me cae la baba, a mi tampoco me gustan los dulces empalagosos no los soporto y eso que me gusta el dulce jajja ya se que es raro, pero me gustan los dulces poco dulces.
    Yo me llevo un trocin de tu bavarois, que me encanto.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  46. Desde luego tiene que ser un postre ligero y muy refrescante! Me encanta el sabor de los paraguayos!

    ResponderEliminar
  47. ¡Hola mi Cuca guapa! ¿Cómo vas con la niñita? imagino que súper bien ¡es que tiene una madraza! eso lo sé yo sin necesidad de conocerte personalmente.
    He hecho montones de bavarois, pero mira, de paraguayas como que no. El aspecto de este postre fresco es fantástico y muy apetecible. Muchos besos guapa.

    ResponderEliminar
  48. ¡Hola mi Cuca guapa! ¿Cómo vas con la niñita? imagino que súper bien ¡es que tiene una madraza! eso lo sé yo sin necesidad de conocerte personalmente.
    He hecho montones de bavarois, pero mira, de paraguayas como que no. El aspecto de este postre fresco es fantástico y muy apetecible. Muchos besos guapa.

    ResponderEliminar
  49. OFERTA DE PRÉSTAMO ENTRE PARTICULAR
    Soy un particular serio y honesto que concede préstamos de dinero que van de 2.000 a 5.000.000 euro y dolares.
    Tienen todas las personas que es en el están a la búsqueda de préstamo de dinero para cubrir una necesidad, regular una deuda, realizar un proyecto, reactivar sus actividades, más preocupación.. Le ruego que usted directamente se pongas en contacto conmigo por correo electrónico para tener más información: mariadiosperez@gmail.com

    ResponderEliminar

Ya que has llegado hasta aquí quédate un ratito más y déjame un comentario ¡es lo que le da vida al blog y así puedo saber que has estado aquí y visitarte!
Si has decidido quedarte en mi cocina ¡bienvenido! y si eres ya un veterano ¡gracias por seguir aquí día a día!