viernes, 10 de julio de 2015

Queijadas de leite

El calendario marca de nuevo el día 10 y las participantes en el reto Reposteras por Europa nos reunimos en un nuevo destino para acercaros las más dulces tentaciones. Esta vez nos quedamos cerca de casa, en Portugal, país elegido por Montse del blog No sin mi taper

Reconozco que le tenía muchas ganas al país luso y aunque hacía tiempo que tenía en mente la receta que iba a preparar cuando le llegase el turno al país vecino al final me puse a investigar y cambié de tercio por completo.

En cuanto vi la receta de las queijadas supe que tenía que hacerlas. Es cierto que mi presentación difiere de la original ya que las queijadas se venden horneadas en papeles de magdalenas o bien sin molde alguno, pero es de las pocas licencias que me he permitido.

Las queijadas más famosas son las de Sintra, especialmente las que se venden en la pastelería Piriquita que lleva en su haber más de 150 años elaborando estos pasteles de queso. Las queijadas de leite también son muy representativas de la repostería lusa y su historia se remonta varios siglos atrás en el tiempo. En algún lugar incluso leí que son un dulce de origen árabe.

Con estos antecedentes imposible resistirse ¿verdad?
Me encantó la textura, similar a una tarta de queso, pero un poquito más ligera al estar elaborada con leche, y el sabor es increíble, con el toque a limón.

Yo creo que un poquito de canela por encima les iría muy bien. De hecho después de prepararlas (y comerlas) he leído en alguna página que las queijadas de Sintra se espolvorean con canela. Así que os dejo la sugerencia por si os animáis a prepararlas y os apetece ponerles canela.

Os recomiendo muy mucho esta receta. Y sí, soy consciente de que con este tiempo encender el horno es como abrir una puerta al infierno, pero siempre os podéis guardar la receta para dentro de unas semanas o ser unos kamikazes como yo y a pesar de disfrutar casi cada día de 40 graditos de nada seguir encendiéndolo porque hay cosas a las que no soy capaz de renunciar...

Mientras tomáis una decisión os dejo la receta que vuelve a ser de lo más fácil del mundo.

Ingredientes:

* La ralladura de un limón pequeño
* 190 gramos de azúcar blanca
* 2 huevos
* 250 ml de leche
* 50 gramos de harina
* Una cucharadita de levadura química en polvo

Elaboración:

1. En un bol ponemos los huevos, el azúcar y la ralladura de limón y batimos hasta obtener una mezcla cremosa y ligeramente blanquecina.

2. Incorporamos la leche, la harina y la levadura y batimos hasta que la masa sea homogénea.

3. Si usamos moldes de silicona o flaneras las engrasamos con mantequilla para poder desmoldar las queijadas. Yo he preferido hacerlas en ramequines y no desmoldarlas pero eso ya depende de los cacharros que tengáis en casa y de cómo queráis presentarlas.

4. Vertemos la mezcla (que es muy líquida, lo advierto por si pensáis usar algún molde desmoldable) en los moldes y metemos en el horno, precalentado a 200º C, y horneamos durante unos 25-30 minutos o hasta que las veamos cuajadas. El tiempo dependerá del tamaño del molde.

5. Si las vais a desmoldar hacedlo inmediatamente después de hornearlas. Si las dejáis en los moldes sólo tenemos que esperar a que se enfríen y meterlos en el frigorífico porque frías están de puro vicio.
Con las cantidades que os pongo me dio para los cuatro ramequines que veis en las fotografías, aunque sin duda voy a repetir, porque además de una receta sencilla es muy rica y el toque del limón la hace deliciosa (no os voy a contar a la velocidad que nos comíamos las queijadas porque da vergüenza) y duplicaré las cantidades e incluso utilizaré un molde redondo más grande para cortar porciones como si de una tarta se tratase ¡a ver qué tal se me da el invento!

Como todos los meses os invito a que echéis un vistazo a las recetas que mis compañeras de reto han preparado y a que os animéis a participar el mes próximo. Bueno, el próximo creo que no, porque me parece que en agosto nos tomamos vacaciones pero septiembre está a la vuelta de la esquina y será un placer contar con vosotros en este reto

Sólo me queda desearos muy feliz y dulce fin de semana y esperemos que las temperaturas nos den una pequeña tregua porque este verano está siendo un horror ¡y no ha hecho más que empezar! Igual junto al mar es más llevadero, pero en secano ¡esto es un infierno!

Manos a la masa y ¡bon appétit!



42 comentarios:

  1. Una propuesta estupenda del país vecino, tuve la oportunidad de probarlas cuando estuve por allí, las recuerdo como tú dices, con papeles de magdalenas, ahora me guardaré tu receta para hacerlas un día en casa

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  2. Alaaa! Que ricas!! Aunque Portugal me queda muy cerquita, la verdad que es un postre que nunca he probado, y que debido a mi intolerancia a la lactosa dudo que pueda probarlos comercializados, así que me los apunto para mi lista de pendientes, que madre mía, ya se me está haciendo muy grande!! jeje muchas gracias por la receta, tienen que estar deliciosos! :-) Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Pues me apunto la receta que tiene una pinta increíble y además soy como tu que no puedo resistirme a hornear aunque haga un calor horrible.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  4. No conozco este postre, pero estoy intuyendo que me va a gustar y es de los fáciles, de los que me atraen y van a la libreta de pendientes directamente, que ya no es libreta, es la colección de planeta agostini. Pero desde luego no me quedo sin la receta, eso sí que lo tengo claro.
    un beso.

    ResponderEliminar
  5. unos postres bien buenos los que tienen en Portugal,este me va a gustar hacerlo ,se ve delicioso
    besitos

    ResponderEliminar
  6. Una receta que me trae un montón de recuerdos... Sintra es un lugar mágico. Adoro Portugal, un país con cultura y una tradición gastronómica increíble.
    Un besito Cuca :)

    ResponderEliminar
  7. ay que ricura por favor!!!!!! me encantan, me encantan, me encantan!!!!! besos!!

    ResponderEliminar
  8. Hola Cuca!! La verdad que me ha sorprendido mucho los postres portugueses por ser postres muy ricos, con pocos ingredientes y muy fáciles de hacer... todo un descubrimiento para mi, la verdad, porque no conocía su gastronomía apesar de que la tenemos al ladito de Andalucía..
    Este postre es uno de ellos... delicioso y fácil de hacer, vamos para no decir que no ha hacerlos...eso si, te cojo la palabra para cuando refresque un poquitin... porque no veas que calor y encima el horno... jajaaa que suplicio!!
    Un beso y Dulce fin de semana preciosa!

    ResponderEliminar
  9. Me imagino esas queijadas espolvoreadas con canela. mmmmmmm!!! Deliciosas seguro. Lo de encender el horno, yo soy una de esas camicaces jajaja.
    No te creas que estar junto al mar es mucho mejor porque con la humedad es horroroso y si además nos acompaña una calima como la que tenemos ahora por aquí, ya ni te cuento.
    Un besote y feliz fin de semana!!

    ResponderEliminar
  10. No las conocia, ahora pienso en hacerlas ya, tienen que estar muy ricas, tomo nota,feliz finde.

    ResponderEliminar
  11. Yo tampoco conocía este dulce portugués y tiene que estar delicioso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. la gastronomía portuguesa me encanta y hoy estoy disfrutando de blog en blog viendo las delicias que habéis preparado. estas queijadas se ven deliciosas, no sabía cómo se hacían , así que y no tendré excusa para hacerlas que tu blog lo tengo a mano siempre!!un beso Cuca y feliz finde!!!

    ResponderEliminar
  13. No conocia este postre pero tiene muy buena pinta asi que tomo buena nota y lo probare besitos

    ResponderEliminar
  14. No conozco este postre pero si es similar a una tarta de queso segurisimo que me gusta.
    Besos y feliz finde

    ResponderEliminar
  15. ¡¡Qué buena pinta tiene esto, Cuca!! Yo nunca las he probado, aunque sí las he visto en otros blogs alguna vez que otra. Me ha encantado la presentación en vasitos, es estupenda. Además, parece un postre muy suave y nada pesado. Eso sí, yo creo que con uno sólo no me quedo satisfecha, tres de estos creo que me ya me saciarían, je, je. Besitos.

    ResponderEliminar
  16. Las conozco, Cuca (viví durante muchos años al ladito de Portugal), y puedo dar fe de que están de muerte lenta, ¡qué cosa más rica!.
    Así que no te quepa duda de que éstas caen bien prontito. Son una delicia.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  17. Sea Portugal o el país que sea, está claro que siempre superas el reto con creces!!! Otro de tus postres de 10, y qué pinta... jajaja

    ¡Un beso y buen fin de semana!
    Le Style et Moi

    ResponderEliminar
  18. Holaaa, que magnífica receta, este dulce tiene que estar riquísimo, a juzgar por los ingredientes que lleva, se me antoja que tiene que quedar bien fino y suave al paladar. No conocía este dulce, menuda pinta.
    Yo también estoy que no puedo, lo de este año es demasiado, llego agotada total del trabajo y por la tarde voy andando por la casa como un alma en pena. Esperemos que baje pronto.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  19. Ay Cuca, yo también soy un poco kamikace, cuando me doy cuenta...ya estoy haciendo una receta de horno, que le vamos a hacer!!!
    Estas queijadas tienen que estar de vicio, me encantan...cualquier dia las preparo jeje.
    Y que bonitas haces las fotos, sencillas y elegantes!!!
    Feliz verano.
    Un bst. Mavi

    ResponderEliminar
  20. Cuca acabo de darme cuenta que son muchas las ocasiones que tus dulces secretos despiertan en mi memoria momentos memorables por mi vividos, las queijadas de hoy, son uno de esos momentos. En 2004 hice un viaje a Portugal, donde estuve un par de días en Sintra, y tuve la ocasión de comerlas en la famosa cafetería pastelería Periquita, es un lugar precioso, con la fachada de azulejos amarillos del color de la crema pastelera, o el lemon curd. Tiene un mostrador de venta de pasteles al publico, y rinconcito con mesitas para tomar una bica y un pasteis, ¡oh! que buenos recuerdos y que bonita ciudad para perderse por sus calles empinadas, y no dejar de ver nada de todo las cosas preciosas que tiene para visitar.
    Gracias guapa por traer a mi memoria cosas tan ricas y bonitas.
    Besos y feliz finde!!!

    ResponderEliminar
  21. No conocia este maravilloso bocado, que pintaza tienen!! me parecen maravillosas,que delicadas y finas me parecen, tengo que hacerlas otra cosa sera que a mi me salgan, esto hay que probarlo, solo con verlos babeo...Bess

    ResponderEliminar
  22. Cómo me ha gustado esta receta, si me permites me quedo con la recta, besos

    ResponderEliminar
  23. Que buena elección elegir esta receta súper sencilla pero que te ha quedado con una pinta que me comía yo una ahora poco a poco saboreándolo y sin prisa. Besos!!!

    ResponderEliminar
  24. Uaaaaaa menuda pinta y asi emplatados se ven deliciososssss, me guardo la receta para probarlos un abrazo
    carolina
    carriscupcakes

    ResponderEliminar
  25. Al final compensa encender el horno si sale estas delicias, felicidades por tus queijadas!!!!

    ResponderEliminar
  26. Eres una repostera fantástica!!!, Lástima no estar cerca para probar todo lo que haces...jjjj...Besines!!

    ResponderEliminar
  27. Gracias a tí descubro estos dulces portugueses que tienen que estar para chuparse los dedos y ser un kamikaze del horno ¡¡qué delicia!!
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  28. Oleeee que pintaba te ha quedado genial seguro que esta muy bueno. Esta receta no me la apunto pero por los ingredientes que soy una rarita pero seguro que esta buenísimo todo. Por cierto tienes un premio para recoger por mi blog. Un besito

    ResponderEliminar
  29. Hola. una forma muy dulce y apetecible de descubrir tu blog. Acabo de descubrir tu blog y me gusta mucho la variedad de temas que tratas en relación con la cocina. En este momento tengo un blog dedicado a los jóvenes y nuevas tecnologías que te invito a visitarlo: http://cativodixital.blogspot.com.es/ . Si quieres seguimos en contacto. Yo ya me hice seguidora de tu blog.

    ResponderEliminar
  30. Hola Cuca!!! Qué maravilla de pastelitos!!! no conocía la receta, te han quedado deliciosos, la presentación me ha encantado y las fotos también con los libros, qué bonitas!!! me llevo uno de estos maravillosos pastelitos para la hora de la merienda, porque tienen una pinta espectacular, besotes

    Elena

    ResponderEliminar
  31. que maravilla Cuca !!! lo de un poco kamikazes con la que está cayendo y nosotras con el horno encendido casi que sí, pero si el resultado es elnque nos muestras, casi bajamos al mismito infierno a recogerlas !!!

    ResponderEliminar
  32. no lo conozco poero tiene uns pinta estupenda!!! un besillo

    ResponderEliminar
  33. no lo conozco poero tiene uns pinta estupenda!!! un besillo

    ResponderEliminar
  34. no lo conozco poero tiene uns pinta estupenda!!! un besillo

    ResponderEliminar
  35. Bravooo por los portugueses que hemos conocido esta receta tan maravillosa gracias a ti!! Mejor imposible amiga!! Un beso!!

    ResponderEliminar
  36. Hola Cuca, no conozco este postre pero la pinta es deliciosa, que buen ojo tienes querida amiga para encontrar recetas de lo más apetecibles, ten por seguro que los pienso hacer pues yo también soy de las camikaces que encienden el horno casi a diario, aunque claro la temperatura por aquí es mucho más suave, ja,ja,ja.
    Un besito enorme y feliz semana.

    ResponderEliminar
  37. Me encanta tu aportación y la presentación en los cacharritos de porcelana (se me ha olvidado el nombre), me parece súper cuqui lo de presentarlos así.
    Me guardo tu receta porque se ven deliciosos, que maravilla, yo creo que me llegó el aroma hasta aquí... jejeje!
    Besotes! ^_^

    ResponderEliminar
  38. ¡Buenaas! oi! oi! oi! ¿pero qué nos traes aquí? me vuelvo loca! jajaja que mí la repostería portuguesa me pierde. Es ir a Portugal y no parar de aberrar a mi tía para que me prepare de todo, que está de mí hasta el gorro jajaja Si hay una cosa a la que le pongo pega es que se pasan 3 pueblos con el azúcar en todo. ¡Si es que hasta los huevos fritos llevan azúcar en vez de sal! Son demasié pal body jajaja Y las queijadas, como no podía ser de otra manera, me encantan. Y por cierto que tu presentación estupenda! No va a ser todo reproducir esquemas, que menudo aburrimiento entonces! Un besazo grande!

    ResponderEliminar
  39. aiii Cucaa que riquisimasss!!!tienen una pinta deliciosa...y que monada de moldes jijiji (yo los tengo igual)
    besotes guapetona!!!

    ResponderEliminar
  40. ¡Me encantan! te han quedado muy bonitos ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  41. No las he probado nunca, pero viendo lo que llevan y la pintaza que tienen, estoy segura que me encantarían!! un besote!

    ResponderEliminar
  42. Hola Cuca! Te ha pasado lo mismo que a mí, que ya le tenía unas ganas a Portugal que no veas...jajajajaja Estas Queijadas tienen una pinta maravillosa...desde luego que el país vecino tiene una repostería para quitarse el sombrero (ahora, eso sí, rebajando las cantidades de azúcar que le meten a las recetas, porque vaya tela...:D)

    ResponderEliminar

Ya que has llegado hasta aquí quédate un ratito más y déjame un comentario ¡es lo que le da vida al blog y así puedo saber que has estado aquí y visitarte!
Si has decidido quedarte en mi cocina ¡bienvenido! y si eres ya un veterano ¡gracias por seguir aquí día a día!